Se produjo un error en este gadget.

Libris

domingo, 26 de septiembre de 2010

Bookmark and Share


Fuego por Kristin Cashore


En esta medianoche de inquietos lucerooss... lo que yo pienso de este libro, les vengo a deciiir...


A estas alturas, tiene aproximadamente un mes que terminé de leerlo. Debo decir que este personaje, la muchachita llamada Fuego, me dejó una mejor impresión que la anterior heroína de Cashore, Lady Katsa. En su momento llegué a sentirme muy identificada con los berrinches de Katsa, pero ahora una nueva perspectiva de vida me hizo reparar en un tema en especial de "Fuego": la maternidad.


Pero, antes de traumarlos con mis ideas apocalípticas, debo contextualizar este mundito medieval que Cashore nos pinta en sus "Siete Reinos" y para ello, me permito colocar un ilustrativo link a la sacrosanta Wikipedia donde se explican estos antecedentes ya mencionados en la anterior novela "Graceling".



Aunque "Fuego" es una precuela de "Graceling", en realidad no importa mucho el orden en que se lean, pero se disfruta mucho más de esta historia leyendo los libros tal cual se publicaron.


Es así, como de nuevo tenemos a una heroína adolescente pero envuelta en circuntancias especiales, es huérfana pero no está desamparada, es de clase media, tiene un pensamiento maternal para con todo lo que la rodea, y ¡ah! lo olvidaba, es un monstruo. Contrario a lo que esta palabra nos puede evocar, la muchacha es considerada la mujer más hermosa del mundo, pero de una belleza anormal (que se nos explica más a fondo en la lectura) y además dotada del poder que a muchos enfermos nos gustaría poseer: la habilidad de entrar en las mentes humanas. Sin embargo, por terrible que pueda sonar esta mezcla (mujer, belleza y poder), nuestra heroína tiene un alto sentido de empatía, responsabilidad, autocontrol y moralidad (que ya quisiera yo), que permiten admirarla desde el primer instante.


Mientras seguimos leyendo, notamos cómo se destaca el sentido feminista que Cashore imprime en su saga; protagonistas que a pesar de ser niñas cuentan con libertad de pensamiento y acción en todos los sentidos posibles, pueden valerse por sí mismas y tienen varios galanes de ensueño, sino guapos al menos con un comportamiento y valores impecables.


En ambas historias, aunque más en "Fuego" que en "Graceling", se hace hincapié en cómo el poder puede afectar la mente y en cómo la familia nos influye tanto y tantas veces a lo largo de nuestra vida.


Pero lo más destacable para mí en esta precuela de Cashore, fue la perspectiva de la no maternidad en la vida de una mujer. En cómo una persona reprime uno de los instintos más básicos por el bien común. Una monstruo que decide no tener hijos nunca, por miedo a que puedan ser seres malvados y sin conciencia. Propuesta que me quedó como guante, no precisamente por ser "monstrua", sino porque es una idea que ha rondado por mi cabeza desde hace tiempo, no traer niños al mundo para que sufran... Debo confesar que lloré con un pasaje en donde Fuego se enfrenta a la posibilidad de estar embarazada, se ilusiona, descubre que es una falsa alarma y luego se enoja con ella misma por flaquear ante el instinto maternal.


En general me atrevo a recomendar "Fuego" por ser una lectura ligera (la terminé en menos de una semana) pero que deja un buen sabor de boca incluso para los que no son adeptos a la fantasía. Y para despedirme, los dejo con un video de la autora, quién mejor que ella para hablar de su creación.



En la próxima reseña hablaré de "El libro de los hechizos" de Katherine Howe, algo con un poco más de historia real en sus páginas.

Ira

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Bookmark and Share


No he experimentado nunca frustración mayor, que la de no poder hacerme entender con las palabras. De recurrir a lo más que entiendo y que no sea suficiente para hacerme entender. Y de entre tanto dolor la única razón que rescato es que no hay todavía en este mundo nadie que ame demasiado, es imposible, puesto que ninguno ama lo suficiente.


Requiem

viernes, 10 de septiembre de 2010

Bookmark and Share


The saddest song, sings
about families becoming strangers,
and some friends becoming family...


Sings about vanished rain,
and perpetual scents.
About blurry memories
of vivid feelings.


Sings about you and me
with a different life,
in a different place... another chance.


The melody of a fight you never fought.
Arpeggios in my heart
making echoes in my mind...


It's just Time humming the saddest song:
You never really loved me,
maybe cuz I wasn't good enough.


...nuestro himno

BLEACH

¿A qué división Shinigami perteneces?


13th Division
Take this quiz!

Wall-e